La inversión extranjera se dispara en Barcelona

Durante el año 2015 los datos demostraron que la inversión extranjera en España creció en un 15%, logrando así que se alcanzara la cifra de 21.274 millones de euros. En términos históricos, el registro anterior es el quinto mejor a partir del año 2000.

En ese orden de ideas, pese a la crisis económica y la misma incertidumbre política del país, la inversión extranjera Barcelona continúa siendo un elemento clave en España, un dato para nada menor en términos de proyectar a la nación hacia el futuro.

La inversión extranjera en Barcelona

De acuerdo con lo anterior, el Estado anota que se trata de una consolidación de una modificación en la tendencia, situación que se ha dado desde el año 2013 como parte de un proceso de recuperaciones de la inversión productiva proveniente del extranjero.

Además de lo anterior, desde el mismo Estado se anota que será necesario esperar un periodo más para confirmar si no ha sido la incertidumbre política un elemento central para que el proceso inversor se viese afectado. Los datos del 2015 no pueden ser una casualidad. Ahora bien, para hablar en casos específicos, hay un alto grado de concentración que se deriva de este efecto de inversión extranjera, fenómeno que se explica más que nada por las consignaciones que se llevan a cabo en la CCAA donde las empresas tienen su sede social, más que nada en Cataluña y Madrid.

Son las dos regiones anteriores las que recibieron el 46,5% y 22% del total, en otras palabras, 10,093 y 4,783 millones de euros respectivamente, encontrando que para el caso de Madrid hubo un decrecimiento en un 1,2%, mientras que para Cataluña el incremento alcanzó un 57,8%.

Centro de atención económica

De ese modo, la inversión extranjera se disparó en Barcelona, lugar que por ser la capital de la comunidad autónoma y en simultáneo estarse consolidando como un centro de atención económica, demuestra un proceso de cambio a nivel económico considerable.

Así mismo, los datos indican que en cuanto respecta al sector agroalimentario, Cataluña está experimentando un periodo sumamente envidiable para las demás comunidades autónomas. Igualmente y como respuesta a los comentarios que han surgido en el último tiempo en torno a su proceso independentista, es una muestra más que incluso los inversores no creen en este proyecto, ya que sus inversiones crecieron exponencialmente. Los expertos indican que el crecimiento en la inversión desde el extranjero hacia Barcelona y Cataluña es una demostración de la confianza inversionista, motivo por el que se trata de una zona que invita a pensar en invertir, crecer y trabajar.

En conclusión, Barcelona y su comunidad autónoma continúan dando pasos hacia adelante en materia económica, confirmando que la tendencia hacia el crecimiento es una realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *