Pedro Sánchez se afianza al frente del PSOE

A las once de la noche Pedro Sánchez ha comparecido para celebrar la victoria, en una sede del PSOE llena de gente joven que ha llamado y aplaudido sin parar, mientras el nuevo secretario general hacía oficial el tumbo hacia la izquierda de los socialistas.

La militancia se ha decantado por la candidatura del ex-secretario general, cosa que es también una derrota de los deseos del aparato del partido y de los dirigentes territoriales, que favorecían mayoritariamente a Susana Díaz. La presidenta andaluza ha tenido el apoyo del 39,94% de los militantes. Patxi López es tercero, con un 9,85%.

La unidad del partido como objetivo

Sánchez ha puesto énfasis en la unidad del PSOE, malograda esta noche misma por la actitud de Susana Díaz después de saberse los resultados. Ha hecho un discurso claramente contrario al Partido Popular, al cual ha reprochado la corrupción y las políticas antisociales, en medio de la aclamación del público que llamaba ‘Sí es sí!’, recordando el eslogan que Pedro Sánchez hizo famoso.

Sin embargo, los gritos a la unidad no han podido apagar el ataque contra Susana Díaz cuando Sánchez la ha querido felicitar. Una buena parte de la sala ha lanzado el grito –que ya se ha hecho famoso– de ‘¡Gusanita!’, si bien desde la tarima han intentado acallarlos con contundencia. Junto a Pedro Sánchez, José Luís Ábalos –el socialista valenciano de Torrent que Ximo Puig teme– y Odon Elorza, entre más.

El toque final ha sido el canto de ‘La internacional’. Cuando ha empezado a sonar, de manera espontánea, todos los que estaban encima de la tarima han levantado el puño con la única excepción de Pedro Sánchez, que cantaba el himno sin levantar el puño. Hasta que lo ha levantado: esta será, seguramente, la foto de la noche. Ahora toca ver cómo se recompone PSOE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *